martes, 27 de enero de 2009

UN ABRELATAS EN MadridFusión


La semana pasada tuvo lugar en Madrid uno de los certámenes gastronómicos más prestigiosos de nuestro país: MadridFusión.

Desde hace varios años andaba como loco por infiltrarme en tan prestigioso evento en calidad de periodista clandestino y catador voraz de viandas ultra-elaboradas.
Ha sido en su edición 2009 cuando por fin lo he conseguido, no sin la inestimable ayuda de uno de mis contactos, ya que pretender entrar allí sin pertenecer al reservado elenco de la alta cocina, es más complicado que cometer un fuera de juego en un futbolín.

La entrada está reservada a profesionales, y aunque un servidor no tenga carné ni documento que lo acredite, me considero profesional como el que más, así que más que un derecho era casi una obligación que yo estuviera allí.
Que pena no haberme encontrado con el organizador para decirle: "allí me colé y en tu fiesta me planté...."

Ahora voy a contaros a grandes rasgos mi percepción subjetiva de la experiencia, o para que se entienda mejor.... voy a poneros los dientes largos.

ASÍN ME LO MONTÉ:

Nada más llegar, mi contacto (al que prefiero dejar en el anonimato para que nadie sepa que fué mi colega Julio) me acompañó por las instalaciones con idea de echar un fugaz vistazo a los diferentes stands de la feria, entre los que destacaba el de la marca de zumos Tropicana, con unos llamativos collages hechos a base de frutas que representaban los caretos de Arzak a la izquierda, Ferrán Adriá a la derecha y en el centro, el famoso Heston Blumenthal, rival directo de Adriá (y de mi, of course) como mejor chef del mundo.


Nuestra incursión empezó suave y lo primero que hicimos, fué una cata de aceites de oliva excelentes con su currusquito de pan de pueblo y todo.

De ahí pasamos a los vinos, probando diferentes caldos (a cual mejor) cuando de repente, llamó nuestra atención un stand que exhibía unos curiosos brotes vegetales.
Al hablar con la representante, nos aclaró que no se trataba de brotes ni de germinados, sino de micro-vegetales cuyo sabor recordaban al de otros alimentos: flores con sabor a pepino, hierbajos que recordaban al anís, plantas carnívoras que hacían las veces de chupito natural.......


Nos resultaron muy curiosas unas florecillas muy similares a las margaritas llamadas Sechuan Buttons y cuyo simil de sabor estaba representado por un pila de esas grandes que llevan los radiocasettes (diossss, que término más obsoleto).
Quisimos probar para comprobar in situ la sensación eléctrica de las florecillas y ......hostias!!!!
Jamás en vida había pasado por mi paladar un sabor tan singular. Ni siquiera tengo palabras para describirlo. Solo puedo decir que tuvimos la lengua dormida durante al menos 5 minutos a causa de una especie de agradable calambre. Muy, muy recomendable.

También comimos un pequeño fragmento de unas hojas verdes que sabían a ostra!!!! Impresionantes productos los de Koppert Cress.

La siguiente parada fué en Negrini, especialista en productos italianos de primerísima calidad y uno de los stands triunfadores de la feria.
Allí pudimos degustar un magnífico prosciutto acompañado de tomates verdes macerados y cebollitas confitadas en aceto balsámico. Una delicia, al igual que su mortadella bologna, probablemente la mejor que existe en todo el planeta.

De ahí nos fuimos a la zona de los jamones ibéricos y posteriormente a la de los quesos, no sin antes apretarnos otro par de copas de vino.


Para bajar un poco los aperitivos, hicimos una fugaz visita al stand de Nespresso donde nos obsequiaron con un capuccino y algunas nubes de chocolate.
Y de ahí a otro stand cuyo nombre no recuerdo, pero que tenía unas tartas alucinantes. Era el turno de los dulces.


Después de tan frugal almuerzo, decidimos acercarnos al stand de Grand Marnier a tomarnos un delicioso coktail llamado Grand Valenciano hecho a base de Grand Marnier, zumo de naranja y helado de vainilla. Muy rico, pero también muy peligroso por lo bien que entraba.
Mi lengua empezaba ya a trabarse y no era por las Sechuan Buttons, os lo aseguro.

Era casi la una de la tarde cuando un batallón de cocineros y camareros ataviados de negro invadió el recinto para ir preparando lo que podría ser calificado como la gran comilona, mientras en las pantallas de vídeo podían verse en directo las distintas ponencias de los chefs invitados.


En poco tiempo, un considerable número de mesas fueron ocupadas por delicatessen de todo tipo y procedencia, incluidas unas ánforas de cristal "empapeladas" con jamón de jabugo.


Entre ellas, destacaría unos chupitos calientes con sabor a caracoles, el falso sushi, y por supuesto aquellas mini-croquetas alucinantes de sabor indescriptible.


Durante el desproporcionado ágape, el stand triunfador fué sin duda el de Mahou, atendido por unas preciosas azafatas y donde podías beber toda la cerveza que quisieras, y más.

A eso de las dos de la tarde, paré. Tuve que hacerlo.
Me da casi vergüenza decirlo, pero comí y bebí hasta decir "basta", demostrando a toda la concurrencia que soy todo un profesional culinario, sobre todo en lo concerniente a comer por el morro.
Me lo pasé como un enano y nunca tendré sufcientes palabras de agradecimiento para mi contacto.

Gracias por todo compañero.
Larga vida a MadridFusión y que se vayan preparando para la edición 2010!!!!

martes, 20 de enero de 2009

SECRETO IBÉRICO CON CREMA DE ANACARDOS Y PETIT-SUISSE


SECRETO IBÉRICO CON CREMA DE ANACARDOS Y PETIT-SUISSE
(para 2 personas humanas)

INGREDIENTES:

- 2 Piezas de Secreto Ibérico de 125 g.
- 1 Docena de Anacardos
- 2 Petit-Suis
- 1/2 Lima
- Cebollino
- Pimienta Negra
- Tomates Cherry
- 1 Docena de Aceitunas Negras sin Hueso
- 1 Chile Verde
- Ajo y Perejil
- Sal Maldon
- Aceite de Oliva

Desde hoy hay un cerdo menos en el mundo, y no sólo porque Bush haya terminado su mandato, sino porque algún que otro coratillo se habrá tenido que sacrificar para obtener esta preciada pieza entreverada llamada "secreto".
Vamos, digo yo.

No es la primera vez que publico una receta con este ingrediente de protagonista, y tampoco será la última, ya que el jodío secreto se deja comer que da gusto.

Al tratarse de cerdo ibérico, estamos hablando de un plato netamente español , aunque cuidao!!!!
Que últimamente he visto en algunas grandes superficies productos con la palabra "ibérico" impresa, y tienen de ibérico lo que yo de monaguillo.

Es como lo nuevo de Queen. Mucho Paul Rodgers, mucha producción, pero eso ni es Queen, ni es ná.
Desgraciadamente, Freddie no va a volver así que más le valdría a Brian May poner fin a este simulacro, o no me extrañaría nada que el próximo album de la Reina se conviertiera en una parodia definitiva de sí mismos, y fuese más o menos asín:


Que no os den gato por liebre amigos, y si os lo dan, por lo menos que sea con botas, a ser posible camperas.
Ibéricas 100%

ASÍN SE HACE:

Para tener el plato a punto y no perder más tiempo del debido, vamos a empezar haciendo la crema que a más de uno habrá sorprendido por el tema de los petit-suisse.
Yo creo que a estas alturas, nada de lo que veáis en este blog debería sorprenderos, pero entiendo que cuando menos os resulte chocante.

La verdad es que no sé como se me ocurrió. Debió de ser una de esas veces que decidí bucear por la nevera (metafóricamente, se entiende), y al contrario que Alejandrito Sanz, ni temblé , ni se me apagó la luz. Más bien lo contrario.
Después me dí cuenta de que la luz siempre se enciende cuando abres el frigo, y me pregunté que extraño mecanismo hace que eso sea así. Que misterios de la tecnología!!
Es como cuando estas en el metro y ves el típico mapa que dice "Está Ud. Aquí", y es verdad que estas allí, en ese mismo sitio!!!!. ¿Como coño saben ellos.....?
Llega a dar miedo, me cawen sus muelas.

En fin, he dicho lo de "no perder más tiempo del debido" y ya estoy desvariando, así que voy a dejar de decir gilipolleces y a seguir con el asunto de la crema.

Para hacerla, volcamos el contenido de 2 petit suisse en el vaso de la batidora y añadimos los anacardos, que son como los panchitos, pero como si tuvieran retortijones o les hubieran dao una patada en los huevos.
El sabor tampoco tiene nada que ver, y en caso de parecerse a algo, se acercarían más a los pistachos o a las almendras, que a los cacahuetes.

Agregamos también un chorrito de zumo de lima, pimienta negra molida y batimos bien.
Cuando la mezcla tome el aspecto de una mayonesa grumosa, añadimos unos cuantos tallos de cebollino cortado en aritos y los mezclamos con la crema, pero sin batir, que después mola mucho que se vean los trocitos verdes.

Ya solo tenemos que poner a freir los secretos con la sarten bien caliente y con apenas un hilillo de aceite, ya que las vetas grasas de la pieza se irán derritiendo y harán que se vaya dorando debidamente.
Eso sí, la campana extractora a tope, u os parecerá estar en un coffeshop de Amsterdam, o en una fiesta sioux.
La sal la pondremos al final, que si es sal Maldon mucho mejor, que os voy a contar.


Una vez que esten a vuestro gusto, acompañamos con la crema de anacardos/petit-suisse, y para decorar, nada mejor que unos tomates cherry cortados a la mitad, regados con un majado de ajo, perejil y aceite de oliva.
Por si esto fuera poco, yo quise añadirle unas aceitunillas negras y un chile verde cortado en circulitos.

Ahora no dejéis que el barrillo de ingredientes os frene, y confiad en mi palabra.

Cocinero en pruebas para esta receta: FELIPE TISUÍS


jueves, 15 de enero de 2009

EL "MEME"

Mientras se va fraguando mi próxima receta, voy a publicar lo siguiente:

Hace poco, mi amiga Arantxa, más conocida como Miss Móstoles, me propuso un especie de juego en cadena que por lo visto se llama "MEME".
Tiene su mascota y todo.


No soy muy dado a seguir cadenitas de éstas, pero es que mi querida Miss siempre se sale del cuadro y consigue hacerlo interesante.

La primera parte del reto consiste en publicar una foto de nuestro escritorio. Lo que tenemos delante cuando nos sentamos a leernos los unos a los otros, y que de alguna manera, define un poco nuestra personalidad.
Conociendo mi animadversión y antipatía por la "fiesta" nacional (de la que espero que tenga los días contados), mi fondo de pantalla no podía ser otro que éste:


Si alguien se ha ofendido lo siento, pero es que estas barbaridades no tienen justificación posible (no en el siglo XXI), y que siempre se nos relacione con los toros es el único motivo que me hace sentir vergüenza de ser español.


El siguiente reto es citar 3 cosas que nunca has hecho y que te gustaría hacer, y otras 3 cosas que nunca has hecho y que jamás harías.
Vamos con la primera:

3 COSAS QUE NUNCA HE HECHO, Y QUE ME GUSTARÍA HACER:

1) Hacer Puenting.
Puede que se trate de deformación profesional, pero parece que le he cogido gustillo a las alturas y poco a poco me voy introduciendo en deportes de riesgo como lanzarme en tirolina o viajar con Iberia.
No descarto el puenting o el paracaidismo como próxima aventura.

2) Congelar un par de huevos fritos.
Solo por ver qué pasa. Mira que si da buen resultado y lo patento.....

3) Tener un nieto y escribir una novela.
Lo primero es jodido, ya que mis pretensiones son tenerlos, pero sin tener hijos.
Los hijos dan un montón de problemas, mientras que los nietos son adorables y siempre estan dispuestos a escuchar.
Y en cuanto a la novela, más que escribirla, terminarla. Estoy metido en tantos fregaos, y tengo tantos proyectos puestos en marcha que todavía veo muy lejano el día que pueda teclear "The End".


3 COSAS QUE NUNCA HE HE HECHO, Y QUE JAMÁS HARÉ:

1) Cambiarme de Acera.
Siempre está el típico lumbreras que dice: "ay, nunca se sabe....".
Vale. Pos yo sí lo sé. Que tuviera mis dudas a los 17 años (que tampoco), se puede comprender, pero a mis casi 40 primaveras mi orientación sexual está más que definida y cada vez me gustan más las mujeres. Si me va bien así...¿para qué cambiar? Siempre he sido más de tetas, que de culos. Lo siento.
Si alguna vez salgo del armario, será en todo caso para hacer el salto del tigre.

2) Hacer culto al cuerpo
Creo que nunca me apuntaría a un gimnasio, y si lo hiciera sería para hacer algo de mantenimiento suave, sin machacarme ni torturar mi cuerpo para lucir musculitos, porque eso (aparte de inútil) es efímero. Ya me gustaría ver a todos los cachas éstos a los 65 años, llenos de colganderas y pellejos.
Se puede llevar una vida perfectamente saludable sin sufrir y sin parecer lo que no eres.
Prefiero perder el tiempo en cultivar el cerebro, que quieres que te diga.

3) Ver Operación Triunfo.
Por la simple razón de que el talento "nace", no se "hace". Que pena me da de los pobres e incautos chavales que acaban siendo víctimas de ese circo mediático.
Que manera de destruir sueños, señores.
Sin duda, la mayor aberración televisiva desde "Medico de Familia".

Vale. Pos ya está.
Ahora le voy a pasar el marrón a:

- Pilar (A la luna se le ve el ombligo)
- Sandeea (La receta de la felicidad)
- Bego (El mantel de cuadros)
- Mila (Cookemila)
- Penny (El Rincón de la Mariposa)
- Lobito
- Mandragora (Recetillas Con Amor)
- Manolo Rubiales
- Mari Carmen (Pamencocina)
- Yavés (Cerveza y Sol)

A ver que sale de todo ésto.

La madre que te parió MISS, la que has liao.


PUEDE QUE ESTE POST SE AUTODESTRUYA EN CUALQUIER MOMENTO !!!

sábado, 10 de enero de 2009

EN LA CUESTA DE ENERO.... ASADURILLA DE CORDERO

EN LA CUESTA DE ENERO.... ASADURILLA DE CORDERO
(para 2 personas humanas)

INGREDIENTES:

- 1 Bandeja de Asadurilla de Cordero de 250g.
- 1 Cebolla
- 1 Diente de Ajo
- 1 Cucharada de Harina
- 1 Vaso de Vino Blanco
- 1 Bolsita de Arroz Salvaje
- 1 Hoja de Laurel
- Pimentón Picante
- Azafrán
- Perejl
- Vinagre

Ya tenemos aquí al temido Enero, el mes peor diseñao de todo el calendario por las consecuencias intrínsecas del otro mes que le precede, donde solemos derrochar alegremente sin pudor alguno, pagando fortunas por productos de mierda.

Por si fuera poco, es un mes de 31 días que se hacen eternos hasta que llega la nómina, un mes que comienza con una resaca asquerosa y termina con los restos de polvorones y turrones caducaos (casi siempre del año anterior al anterior del anterior) en la mesita de café.
No me digáis que no está mal diseñao.

Para paliar los efectos devastadores en los bolsillos de los ciudadanitos de a pie, nada mejor que recurrir a una receta baratita, muy de pueblo y sabrosa donde las haya, aunque no exenta de cierta polémica por los (a veces) absurdos reparos que tenemos a la hora de consumir productos de casquería, cuando en realidad podemos obtener verdaderas delicatessen gracias a ellos.

Si no lo creéis, no perdáis ripio de esta receta y despojaos de vuestros prejuicios que lo vais a flipar. En serio.

ASÍN SE HACE:

Lo primero que haremos será lavar bien las asadurillas y a continuación sumergirlas durante unos minutos en agua templada con un chorro de vinagre para terminar con cualquier resto de impurezas, procurando evitar productos abrasivos como el KH-7 y cosas así.

Tras escurrirlas bien, cogemos un cuchillo bien afilado y cual forense impasible del C.S.I., procedemos al diseccionado de las distintas partes, poniendo especial cuidado en desechar todas las partes grasas.
Como ésta es la parte menos agradable de la receta, he creido conveniente publicar la fotografía codificada para no herir la sensibilidad de algunos lectores.


Puede que sea un poco gore, pero al menos sabes lo que estas comiendo, no como en las cadenas de hamburgueserías americanas, que a saber que lleva la carne esa. Eso sí que debe ser casquería fina.

Vale. Pues cuando nos repongamos del mal trago, cortamos la cebolla en juliana y los ajos en láminas, y lo ponemos a pochar junto a la hoja de laurel.
Agregamos la asadurilla y vamos integrando todo el conjunto hasta que la chicha se vaya dorando, momento en el que añadiremos también la sal, el azafrán, el pimentón y por último la harina.
Si no os gusta el pimentón, lo podéis sustitur por una guindillita. Lo suyo es que el plato tenga un puntito picante.

Removemos bien, y cuando la harina se haya mezclado con el sofrito, echamos el vaso de vino para ligar lo que será la futura salsa.
Huele bien eh?
Hay que joerse.
Y luego dicen los médicos que el vino es malo pa el hígado.....


Dejamos cocer a fuego lento durante 15 minutos y lo servimos con perejil picado por encima y con un poco de arroz salvaje como acompañamiento.
Si además contamos con un buen pan de pueblo, ya podremos disfrutar plenamente de este plato, al que personalmente considero un verdadero manjar.


NOTA: Ya sé que hay productos más vistosos y mejor valorados, pero teniendo en cuenta lo que se avecina y abogando por la filosofía de mi abuelo Julio que sacó adelante a 8 hijos vendiendo los mejores melones de todo Madrid en un puesto callejero (parecía que siempre estaba en jarras, pero era porque le quitaban los melones de las manos), mejor apostar por la cocina humilde porque precisamente ahí reside parte de la felicidad.

Cocinero en pruebas para esta receta: LUCAS QUERÍA

martes, 6 de enero de 2009

REYES MAJOS

COMO SÉ QUE HABÉIS SIDO BUENOS, ESTOY SEGURO
QUE LOS REYES MAJOS SE HAN PORTAO DEBUTI.

Y ESO QUE ELLOS TAMPOCO SE HAN LIBRADO DE LA CRISIS.

AQUÍ LOS TENÉIS....... A PELO Y A LO VIVO !!!

Joer. Casi mejor, prefiero a los camellos

¡¡¡ SALUD Y BUENOS ALIMENTOS PARA 2009 !!!